Los síntomas del cáncer colorrectal, mayormente aparecen cuando la enfermedad ya tiene un tiempo de evolución. Es por eso que, hacerte un chequeo a tiempo, es más que necesario para prevenirlo.

¿Qué podés hacer? Estate atento a:

– Los cambios en la forma de evacuar el intestino.

– El sangrado en las deposiciones.

– Los dolores y calambres abdominales frecuentes.

– La anemia y la pérdida de peso.

– El cansancio y la fatiga.

– Los vómitos frecuentes.

Si presentás alguno de estos síntomas, concurrí a tu médico de cabecera para que te haga una evaluación y determine la necesidad de realizarte estudios específicos.

En las mujeres los síntomas del cáncer colorrectal pueden confundirse con el de otros tumores extra colónicos, como los de útero y ovario, por lo que, hacerse los controles ginecológicos anuales y complementarios, es importante para poder establecer un diagnóstico diferenciado.