Bajo el lema de gloria, unión y libertad, un 12 de marzo allá por el 1813, el escudo de la República Argentina fue aceptado oficialmente, en el marco de la asamblea constituyente de ese año.

Con su forma oval mitad azul por la justicia y mitad blanca por la pureza, unos brazos con manos entrelazadas en unión fraternal, una pica representando autoridad, un gorro frigio aludiendo a la libertad, dos guías de laurel por la victoria, un lazo con los colores nacionales y sol naciente marcando prosperidad, nuestro escudo nacional es símbolo de integridad, justicia, verdad, lealtad e hidalguía.

Junto a la bandera, el himno nacional y la escarapela, estos cuatro símbolos marcan la personificación de la Patria.

Conmemoremos hoy juntos estos 208° Aniversario de la creación de este emblema argentino.